Amateurismo

Ya era una realidad lo que maquinó en su cabeza y luego en los papeles, el visionario e industrial Alberto Uribe Piedrahíta junto a sus hermanos y los demás 17 prestantes. Empezaron a aparecer invitaciones para que el Medellín afrontara partidos de honor, que en esa época solo medían fuerzas. El triunfo era la simple satisfacción de tener un cuadro mejor que el del contrincante.

Unión, Sporting y Antioquia mandaban la parada, eran equipos con jugadores de afuera que entendían la dinámica del juego. En 1914, los comandados por José Luis Restrepo le ganaron 3-0 al Antioquia F.C., despacharon al invencible Unión y tomaron revancha contra ‘Los Extranjeros’, así era llamado Sporting porque estaba formado por futbolistas de Bélgica.

El ‘Poderoso’ que en esos tiempos era conocido solamente igual que su cuna, comenzó a armar lo que sería el equipo más ganador en la historia del fútbol en Colombia.

La primera corona llegó cuatro años después de la firma del acta, el Campeonato Nacional de 1918 fue para el ‘Decano’ que contaba con figuras como Enrique Villa, Carlos Gómez y el Teniente Enrique Cubillos, hombres que además estuvieron presentes en la mítica reunión del 14 de noviembre de 1913.

Repitieron en 1920 y 1922, una base consolidada que sumó a un inspirado Doctor Samuel Uribe Escobar, Estanislao Zuleta y Alfonso ‘Buchifa’ Restrepo. El ‘team’ que los maravillaba a todos y que empezaba a arrastrar gente sin compasión, se alzó también con la Copa Jiménez Jaramillo de 1923, donada por el entonces gobernador Ricardo Jiménez Jaramillo. Derrotó en la final 3-0 a Peralonso, la recaudación del partido, 203 pesos con 11 centavos, fue para el Asilo de Ancianos que estaba en plena construcción.

‘Medallo’ mantuvo casi el mismo equipo de 1922 a 1930, la llegada de José María Burgos en 1928, resucitó económicamente el barco y le siguió dando fuerza a un fenómeno que no avizoraba techo. ‘El Cura’ se hizo cargo de todo, llevó la manifestación a los sectores populares de la ciudad y allí se creó el gran mote de esta causa: ‘El Equipo del Pueblo’. ‘El Cura’ Burgos fue presidente, técnico y jugador del ‘Rey de Corazones’, un hombre que venció todas las adversidades y que permitió que el DIM sea hoy lo que es.

Los títulos en los Campeonatos Nacionales de 1930 y 1936, fueron la antesala de lo que después se plasmó en los campeonatos departamentales. En 1938, el alemán Leo Hirsfeld se hizo cargo de la dirección técnica, se vino de su país porque la guerra iba a acabar con él. El destino lo trajo a Medellín, su casa, este histórico hombre se convirtió en el entrenador más ganador de la historia del club.

Con Leo, el equipo antioqueño se quedó con el Campeonato Nacional de 1938 y los Torneos Departamentales de 1939 y el pentacampeonato de 1941 a 1945. Rafael Serna, Ignacio Cano, ‘El Mico’ Zapata, el enorme Julio ‘Chonto’ Gaviria, este era arquero, y Antonio Díaz, hicieron del fútbol arte.

El DIM consiguió en total de 1918 a 1948 en el “profesionalismo marrón”, 16 títulos. Fue base de las Selecciones Antioquia y fiel exponente de un lirismo que ya es muy difícil de ver. Después vino Federico Khan que fue en nombre del ‘Poderoso’ en 1948 a fundar la Dimayor y arrancó otra historia, esa vendrá luego.